Cómo convertirse en un jugador profesional
en un casino online

Las rachas del jugador profesional

Si quiere convertirse en un jugador profesional en un casino online debe tener en cuenta que nunca va a tener un sueldo fijo y que sus ingresos van a ser variables; en algunas ocasiones le irá muy bien mientras que en otras seguro que deseará no haberse embarcado en esta profesión; es decir, las ganancias en los juegos de azar van a rachas.
¿Entonces cómo le hacen los jugadores profesionales para vivir? Anticipando cualquier eventualidad que pueda surgir y sobrellevando cualquier racha buena o mala sin dejarse llevar por los sentimientos. Es decir, si un jugador está en racha y ganando, la euforia va a ser una mala compañera porque le hará perder la concentración y no pasará mucho tiempo antes de que las pérdidas comienzan a aparecer; si por el contrario un jugador está sumido en una racha terrible, tiene que pensar que eso es únicamente algo pasajero y tiene que centrarse en analizar sus errores para que regrese de nuevo la racha ganadora. Por estas razones muchos jugadores profesionales comentan en los foros en línea que su profesión es como una montaña rusa, unas veces se está arriba y otras veces se está abajo, pero lo más importante es saber llegar hasta el final con una sonrisa.
Debe saber que hasta los mejores jugadores del mundo pierden. Estamos hablando de juegos de azar por lo que en unas ocasiones se gana y en otras se pierde, y es inevitable que haya buenas rachas y malas rachas en las mesas de juego. La clave es tratar de prolongar las buenas rachas lo máximo posible y salir rápidamente de las malas rachas.
¿Cómo se hace esto? Simplemente no perdiendo la concentración y analizando el juego que se está realizando. En la mayoría de las ocasiones las malas rachas vienen dadas por eventos que no pueden ser significativos para el jugador pero en realidad son el detonante de esa mala racha. Un ejemplo de esto puede ser al alcohol, sí ha oído, bien el alcohol.
Muchas veces el alcohol se asocia a los juegos de azar y mientras el jugador sepa como controlarlo no hay ningún problema, sin embargo, en ocasiones el alcohol trae consigo la euforia o la frustración y es entonces cuando se comienzan a cometer errores. Muchos jugadores profesionales evitan el alcohol por completo, porque como ellos dicen, las apuestas son su trabajo y nadie se pone borracho cuando está trabajando, ¿verdad?
En definitiva si quiere ser un jugador profesional debe tener en cuenta que pasará por buenas y malas rachas y de usted dependerá prevenir estas situaciones y planificar cómo va a tratar que su buena racha continúe o qué va a hacer para salir de esa mala racha.