Cómo convertirse en un jugador profesional
en un casino online

Sentimientos y jugador profesional

Llegar a ser un jugador profesional no es tan difícil como parece. Solamente hay que seguir ciertos consejos y tener mucha concentración y tenacidad. De entre todos los consejos que hemos vistos en los foros que frecuentan los jugadores profesionales, hay uno que se destaca por su simpleza y porque muchas personas no le prestan la atención que se merece; un gran error que genera grandes perdidas para sus bolsillos y ganancias para los casinos online.
Una de las claves para jugar con efectividad a cualquier juego de azar en cualquier casino online como Bet365 es el control de las emociones, o lo que popularmente se conoce como “mantener la cabeza fría”. Cualquier juego de azar implica una serie de factores sobre los que el jugador no tiene control y pueden hacer que el jugador se deje llevar por sus emociones, perdiendo su concentración y posiblemente perdiendo su dinero también.
Por ejemplo, un jugador puede controlar la estrategia que va a seguir, pero no puede controlar las cartas que le van a tocar (en el caso de que estuviera jugando a un juego de cartas) y sobre todo no puede controlar los comentarios de otros jugadores. Es muy frecuente que los jugadores realicen comentarios para tratar de hacer perder los papeles a sus adversarios y es fundamental no caer en la trampa, ya que normalmente se sale perdiendo.
Es cierto que cada persona tiene unos límites diferentes “para perder los papeles”, pero si realmente quiere convertirse en un jugador profesional es imprescindible que sepa controlar sus sentimientos. Ni los comentarios de otros jugadores ni las cartas recibidas, por ejemplo, deben influir en su juego porque sino tendrá más probabilidades de perder.
El temperamento de cada jugador es diferente pero para poder ser un jugador profesional hay que entrenar el temperamento y no dejarse llevar por él. Tiene que dar por hecho que algunas veces ganará (ojala que se la mayoría) y que otras veces perderá, pero no debe dejarse llevar por la euforia en caso de haber ganado ni por la frustración si las cosas no salieron como usted esperaba. Si no es capaz de controlar sus sentimientos, su juego se verá afectado y consecuentemente comenzará a experimentar pérdidas.
Si siente que comienza a frustrarse porque ha encadenado una larga racha perdiendo o porque sus contrincantes le están poniendo de los nervios, lo mejor es tomarse un respiro para pensar con mayor frialdad y después de un rato volver a jugar cuando tenga las cosas más claras y sobre todos sus sentimientos bajo control.
Y por favor, si se frustra, no empiece a romper nada, eso no le va a traer nada malo, únicamente medite como mejorar su juego; esta es la única manera de convertirse en un jugador profesional.